26 de abril. Venustiano Carranza presidente constitucional.

Con la renuncia a la presidencia de la República y el eventual exilio de Victoriano Huerta, la revolución dio un vuelco que sería determinante para el curso de la gesta histórica. Los altos mandos militares fueron convocados en octubre de 1914 por Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, con el fin de evitar la lucha de las diferentes facciones revolucionarias[1].

Fuente: https://bit.ly/2IQ45on

No obstante, las divisiones se suscitaron y, en el marco de la Convención de Aguascalientes, se ordenó el cese de Venustiano Carranza como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista y encargado del Poder Ejecutivo Federal el 30 de octubre de 1914; la presidencia interina de la República recayó entonces en Eulalio Gutiérrez[2].

Carranza desconoció el carácter vinculante de la Convención y se rehusó a dejar la jefatura del ala constitucionalista, así como el encargo del gobierno federal, asumido con el derrocamiento de Huerta meses atrás.

El enfrentamiento entre el ejército convencionista, encabezado por Francisco Villa y los constitucionalistas, encabezados por Venustiano Carranza, tuvo lugar en abril de 1915; en donde la balanza se inclinó hacia la causa carrancista, de la mano del general Álvaro Obregón; quien derrotó a Francisco Villa en la llamada Batalla de Celaya, reduciendo considerablemente su poderío militar.

Durante aquel año, las fuerzas de Villa continuaron cosechando importantes derrotas en León y Aguascalientes; por lo cual, el Centauro del Norte se replegó hacia la frontera septentrional del país.

En octubre de 1915, la toma de la Ciudad de México, por parte de Carranza, consolidó su poderío y su eventual ascenso a la presidencia de la República. En septiembre de 1916, de conformidad con las reformas del artículo 4 del Plan de Guadalupe[3], el entonces encargado del Poder Ejecutivo Federal convocó a un Congreso Constituyente, el cual tuvo lugar entre el 1 de diciembre de 1916 y el 31 de enero de 1917.

El texto constitucional impulsado por Carranza fue promulgado el 5 de febrero de 1917 en el Teatro Iturbide de la Ciudad de Querétaro y entró en vigor en mayo de ese mismo año. En el mes de abril, Carranza fue postulado por el Partido Liberal Constitucionalista para ocupar la presidencia de México; después de ganar las elecciones, el Congreso de la Unión lo proclamó presidente de la República, el día 26 del mismo mes.

Su periodo de gobierno inició el día 1 de mayo de 1917, sin embargo, no lo concluyó, pues fue asesinado en Tlaxcalantongo, Puebla, frustrando su mandato constitucional meses antes del término legal.

 

[1] Berumen, Arturo, “La convención de Aguascalientes. Entre la acción revolucionaria y la acción comunicativa”, disponible en https://bit.ly/2IF8yvd, consultado el 21-04-2020.

[2] Ramírez Rancaño Mario, “México, el ejército federal después de su disolución en 1914”, en Scielo, diponible en https://bit.ly/2IOPDNB, consultado el 21-04-2020.

[3] “Decreto que reforma algunos artículos del plan de Guadalupe”, disponible en https://bit.ly/2VpKu5v, consultado el 21-04-2020.

0 Comentarios

Comentario