21 de mayo. Firma de los Tratados de Ciudad Juárez.

Porfirio Díaz, el longevo general que había peleado al lado de Benito Juárez para restaurar la República en contra de la intervención francesa y del Imperio de Maximiliano, llegó al poder después de revelarse en contra del gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada, enarbolando el Plan de Tuxtepec.

En este Plan se fundamentó la movilización política y militar en contra del gobierno de Lerdo de Tejada debido al excesivo injerencismo de este en la vida política local de los Estados, lo cual violaba el pacto federal en el cual se fundó la República, no obstante, la interrupción de dicho régimen a merced de la intervención francesa.

Fuente: https://bit.ly/2yeiXdo

Asimismo, el Plan de Tuxtepec reconoció en sus primeros artículos lo siguiente:

Artículo primero.- Son Leyes Supremas de la República la Constitución de 1857, el Acta de Reformas promulgada el 25 de septiembre de 1873 y la ley de 1874.

Artículo segundo.- Tendrán el mismo carácter de Ley Suprema la No-Reelección de presidente y gobernadores de los Estados, mientras se consigue elevar este principio a rango de reforma constitucional, por los medios legales establecidos en la Constitución[1].

Más adelante, en su artículo 3, dicho documento desconoció al gobierno de Lerdo de Tejada, a sus empleados y funcionarios, así como a todos aquellos que hubieran resultado electos durante los comicios de julio de 1875[2].

Díaz llegó al poder abanderándose en el principio de no reelección, que fue dado a conocer mediante el Plan en comento en los primeros días de 1876; ese mismo año comenzó su largo periodo de gobierno, el cual no concluyó sino hasta 1911 –con una breve interrupción durante el mandato de Manuel González de 1880 a 1884–.

Díaz tuvo la visión de pacificar política y militarmente al país para redireccionar el rumbo hacia lo que él consideró como su proyecto de gobierno: orden, paz y progreso; las pretensiones del veterano militar hicieron que la idea de la no reelección se quedara únicamente dentro del discurso de campaña.

Hacia 1908, cuando Díaz se acercaba a cumplir tres décadas en el poder, la entrevista que le concedió al periodista James Creelman -en marzo de aquel año- fue un parteaguas político que delinearía los sucesos subsecuentes, los cuales, a la postre, ocasionarían el estallido del movimiento armado de 1910 y la eventual dimisión del dictador a la presidencia de la república en 1911.

La irrupción y participación de Francisco I. Madero en el proceso revolucionario fue determinante, aun cuando ya se habían manifestado abiertamente en contra del régimen personajes como los hermanos Flores Magón, algunos años antes.

Las declaraciones de Díaz permitieron que Madero se lanzara a una campaña electoral para los comicios de 1910, sin embargo, fue detenido y encarcelado por el longevo general, el cual se declaró vencedor de los comicios para ocupar la silla presidencial de 1910 a 1916. En tal virtud, Madero redactó el Plan de San Luis y con ello se hizo un llamado a las armas para el 20 de noviembre del mismo año.

El rápido avance de los diversos grupos revolucionarios que se unieron a la causa maderista dio cuenta del estado en el que se encontraban la milicia porfiriana y el gobierno al que defendía.

En los primeros días de mayo de 1911, fuerzas comandadas principalmente por Pascual Orozco y Francisco Villa, desobedeciendo órdenes directas de Madero, atacaron Ciudad Juárez, la cual cayó en manos de las tropas maderistas el de 10 de mayo.

El día 21 de mayo, con la presencia de Francisco I. Madero y de José María Pino Suárez por parte del bando revolucionario y de Francisco S. Carvajal y Francisco Vázquez Gómez por parte del gobierno porfiriano, en el edificio de la Aduana Fronteriza de Ciudad Juárez, se firmaron los tratados que dieron por terminados los enfrentamientos entre ambas facciones, con la condición de que Díaz y Ramón Corral abandonaran los cargos de presidente y vicepresidente respectivamente.

En el texto del convenio se lee:

1.- El señor general don Porfirio Díaz HA MANIFESTADO SU RESOLUCIÓN DE RENUNCIAR LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA ANTES DE QUE TERMINE EL MES EN CURSO.

2.-…

3.- Que, por ministerio de ley, el señor licenciado don Francisco L. de la Barra, actual Secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno del señor general don Porfirio Díaz, se encargará interinamente del Poder Ejecutivo de la Nación y convocará a elecciones generales dentro de los términos de la Constitución;

4..- …[3]

Díaz presentó su renuncia al Congreso federal días después de la firma de los Tratados de Ciudad Juárez, para abrazar el exilio en Francia. Con la firma de dicho documento, finalizó la primera etapa del movimiento armado.

 

[1] Plan de Tuxtepec, disponible en https://bit.ly/2zOiE9Q, consultado el día 19-05-2020.

[2] Ibíd.

[3] Texto de los Convenios de Ciudad Juárez, disponible en https://bit.ly/2WJ6GHu, consultado el 19-05-2020.

 

1 Comentario

Comentario