28 de agosto. Promulgación de la Primera Ley Federal del Trabajo, 1931.

La Revolución mexicana fue el gran hito entre el México del siglo XIX y el del siglo XX, periodo que el historiador Eric Hobsbawm identifica como el siglo corto, debido a la serie de sucesos que comenzaron a presentarse a nivel mundial después del inicio de la centuria y mucho antes de que ésta terminase[1]; en nuestro país, el conflicto armado de 1910 permitió la reconfiguración político jurídica del Estado mexicano, en aras de favorecer las demandas sociales que alimentaron los ánimos revolucionarios y de darle mayor consistencia a las garantías individuales enunciadas en la Constitución Liberal de 1857.

Fuente: https://bit.ly/2FKlzDe

Uno de los cambios más importantes durante los gobiernos constitucionales que siguieron al conflicto armado se dio respecto de la protección de los derechos laborales, lo que implicó el surgimiento de una legislación completamente novedosa que vendría a regular las relaciones obrero-patronales en todo el territorio nacional.

Durante el breve gobierno que ejerció Francisco I. Madero, después de la renuncia de Porfirio Díaz en mayo de 1911, se intentó atender el problema laboral por medio de la creación de un “Departamento de Trabajo” en noviembre de ese mismo año, el cual estaba adjunto a la entonces Secretaría de Fomento, Colonización e Industria[1]. La dependencia tuvo como objetivo la solución de conflictos laborales por medio de la conciliación; en 1915, mediante la conducción de Venustiano Carranza, el departamento se incorporó a la Secretaría de Gobernación[2].

Al consolidarse la supremacía del bando carrancista en 1916, con la conformación del Congreso Constituyente y la posterior redacción y aprobación de la Constitución de 1917, la protección de los derechos laborales se elevó a rango constitucional a través del artículo 123. Sin embargo, no fue sino hasta el 28 de agosto de 1931 que surgió la primera ley reglamentaria de dicho dispositivo constitucional; la Ley Federal del Trabajo.

La reglamentación aprobada durante el Maximato estableció una clara diferenciación entre los trabajadores al servicio del Estado y los empleados del sector privado, señalando que ambos sectores laborales se regirían por leyes diferentes[3].

Asimismo, la Ley Federal del Trabajo aprobada durante la XXXIV Legislatura del Congreso de la Unión estableció criterios importantes de seguridad laboral como los relacionados con los riesgos profesionales. Para dar cumplimiento a lo establecido por la nueva ley en este sentido, se procedió a la creación de una institución de seguridad social, como el medio más eficiente para que los patrones cumplieran con las obligaciones legales en materia de riesgos de trabajo[4].

La Ley Federal del Trabajo ha sufrido diversas reformas desde su promulgación a finales de agosto 1931; las últimas y más trascendentales han tenido lugar en los años recientes, versando sobre tópicos como el sindicalismo. Para evaluar esos cambios en su justa dimensión, resulta importante conocer el contexto de las reformas y los intereses y preocupaciones de los legisladores respecto del complejo equilibrio entre el capital y el trabajo, sobre las relaciones obrero-patronales.

 

[1] Uribe Uribe, Luis Javier, “Historia del Siglo XX. Eric Hobsbawm”, Editorial Crítica Barcelona 2000, Título original: “Age of extremes, the short twentieth century, 1914-1991”, en Cuadernos Latinoamericanos de Administración, vol. III, núm. 5, julio-diciembre, 2007. Pp. 75-79, Universidad El Bosque. Bogotá, Colombia.

[2] Villasmil Prieto, Humberto , “Pasado y presente del Derecho Laboral Latinoamericano y las vicisitudes de la relación de trabajo (Primera Parte), en Revista Latinoamericana de Derecho Social, núm. 21, 2015, Universidad Nacional Autónoma de México. Distrito Federal, México. P. 209

[3] Ibídem.

[4] Sánchez Castañeda, Alfredo; Rueda Rodríguez, Alma Elena, “Reseña de ‘Las relaciones laborales en el servicio público’ de Pallares y Lara, Sergio”, en Cuestiones Constitucionales, núm. 26 enero-junio, 2012, Universidad Nacional Autónoma de México. Distrito Federal, México. P. 483

[5] Trejo Sánchez, Karina, “Por la salud ocupacional, una propuesta de reformas a la Ley Federal del Trabajo”, en El Cotidiano, núm. 178, marzo-abril, 2013, Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco. Distrito Federal, México. P. 54.

0 Comentarios

Comentario