10 de julio. Natalicio de Heriberto Jara.

Fuente: https://bit.ly/2TEM8Rw

La Revolución mexicana marcó el inicio del siglo corto en México –de acuerdo con la interpretación del historiador inglés Erich Hobsbawm—. En su primera etapa, el movimiento aglutinó a personajes provenientes de diversos sectores y ámbitos sociales opositores al longevo régimen de Porfirio Díaz; sindicatos, intelectuales y personajes de la política nacional de los primeros años del S. XX se embarcaron en una de las luchas más importantes de América Latina, en busca de la democratización de los procesos políticos en nuestro país y de la mejora de condiciones de vida para aquellos grupos que habían sido continuamente pauperizados a lo largo del porfirismo.

Uno de los personajes más relevantes del movimiento armado, el cual estuvo presente en muchos de los momentos críticos y en las etapas más álgidas del conflicto, siendo testigo directo de sus consecuencias institucionales fue Heriberto Jara Corona.

De origen jarocho, Heriberto Jara nació el 10 de julio de 1879 en la ciudad de Nogales (algunas fuentes señalan el municipio de Orizaba), en el estado de Veracruz. Fue único hijo del matrimonio de Emilio Jara Andrade y María del Carmen Corona Corona. Sus primeros estudios los realizó en la Escuela Modelo de la ciudad de Orizaba; en 1892, al mudarse a la ciudad de Pachuca, Hidalgo, Jara ingresó al Instituto Científico y Literario Autónomo en donde obtuvo el grado de tenedor de libros y conoció a quienes más adelante figurarían como personajes importantes en el movimiento revolucionario: Alfonso Cravioto y Efrén Rebolledo.

Heriberto Jara, de regreso a la ciudad de Orizaba, Veracruz, obtuvo un empleo en el área de contabilidad de la fábrica de hilados y textiles de Santa Rosa y, posteriormente, en la fábrica de Río Blanco. En esa misma localidad, a los 19 años se integró formalmente al Partido Liberal Mexicano de los hermanos Flores Magón, encargándose del área de propaganda. Fue ahí en donde inició su participación política y sindical, al fundar la Primera Liga de Resistencia de los Obreros de Nogales, asimismo, en 1907 participó en la dirigencia de la huelga obrera de Río Blanco, en donde fue abruptamente aprehendido una vez finalizada ésta.

En 1910, después de ser enviado a una hacienda tabacalera del Valle Nacional por el jefe político porfiriano de Orizaba Miguel V. Gómez, Heriberto Jara respondió al llamado de Madero para tomar las armas y se unió al movimiento convocado por éste. Al triunfo maderista en 1911, fue electo diputado federal por el estado de Veracruz, integrando la histórica XXVI Legislatura, en donde impulsó una iniciativa de ley para que los obreros textiles tuvieran una jornada laboral de máximo 10 horas y que contaran con un salario mínimo.

En 1913 enfrentó la caída del Maderismo y la embestida de la breve dictadura del traidor Huerta. Tras la disolución del Congreso, el 30 de junio de ese mismo año se incorporó a las filas del constitucionalismo bajo las órdenes de Pablo González; al luchar al lado de Carranza, Jara combatió al zapatismo apostado al sur del estado de Morelos; estuvo encargado del gobierno de la Ciudad de México por algún tiempo y, hacia 1916, fue nombrado gobernador, por primera vez, de su natal Veracruz por el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista.

A finales de 1916, Heriberto Jara fue electo como diputado al Congreso Constituyente de 1916-1917, el cual se encargó de redactar el proyecto jurídico más ambicioso del carrancismo: la Constitución de 1917. En dicha empresa, Heriberto Jara tuvo una importante participación en la redacción del artículo 123 constitucional, dispositivo emblemático del carácter social de la Carta Magna que contempla los derechos de los trabajadores y que fue aprobado el 23 de enero de 1917.

Al término de su labor como diputado constituyente, continuó con su carrera militar para después incursionar en la diplomacia, al fungir como embajador en Cuba de 1917 a 1920. Fue senador de 1920 a 1924 y posteriormente gobernador de Veracruz del 18 de diciembre 1924 al 31 de octubre 1927. Incluso llegó a ser presidente nacional del partido político emanado de la Revolución en 1939.

El resto de su vida estuvo inmerso en la administración pública federal, en donde, de manera sobresaliente, fue nombrado primer secretario de Marina el 31 de diciembre de 1940 durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho, por lo que cargó con la responsabilidad de enfrentar las hostilidades entre México y los países del Eje durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

Heriberto Jara murió en la ciudad de México el 17 de abril de 1968.

 

 Fuentes:

  • García, Diego, Javier, “¿Por qué, cuándo, cómo y quiénes hicieron la Constitución de 1917?”, en Historia Mexicana, vol. LXVI, núm. 3, enero-marzo, 2017, pp. 1183-1270. El Colegio de México, A.C. Distrito Federal, México.
  • Heriberto Jara Corona, en Memoria Política de México, disponible en https://bit.ly/3ArvPbx, consultado el 5-07-2021.

0 Comentarios

Comentario